miércoles, 27 de mayo de 2015

De restaurantes y postres... waffles de chocolate!

Me gusta salir a comer cada tanto. Me gusta conocer lugares nuevos y sabores nuevos. 
Cuando reviso una carta, primero voy a los postres. Primero elijo el postre y después el plato principal. "Los ojos más grandes que la panza", decía mi abuela. Y si... a veces, si. 
Pero las cartas de postre de los restaurantes de Villa María no lucen demasiado. Bastante comunes. Que el brownie con helado, que la ensalada de frutas, que el flan o la mousse de chocolate y el consabido tiramisú y si el susodicho restaurant es medio pelo, infaltable el budín de pan con el pan que sobra... Aburridas. Definitivamente aburridas. Una sola vez leí "semifreddo de champagne" y por supuesto lo probé. Lo esperable. Rico, pero nada que sorprenda.

 


¿Por qué no una panna cotta con un glacé colorido y guarnición? Una buena crème brulée con su capita crujiente, unas mini bavaroise... infinidad de postres diferentes y elegantes... ¿o será que el público se conforma con poco y come siempre lo mismo? O será como dice Mirtha "el público siempre se renueva"...


Para que este público no se aburra, le vamos a traer unos waffles que también pueden ser para una merienda superbe!


A saber:

Los ingredientes 
Salen unos 6 en la wafflera Moulinex Avanté

1 huevo
120 g de harina 0000 / 1 taza tamaño té
20 g de cacao amargo el mejor que consigas/ 2 cucharadas gordas
1 cucharadita de polvo de hornear
2 cucharadas de azúcar común
250 ml de leche (usé descremada) / 1 taza tamaño té
25 g de manteca (mantequilla) derretida / 1 cucharada bien gorda
pizca de sal

Así se hacen:

Derretimos la manteca en el microondas potencia 6. Colocamos los ingredientes líquidos en la licuadora, luego los sólidos y ponemos en marcha la máquina durante unos segundos para que la mezcla se vuelva homogénea.
Guardamos en la heladera por una media hora o más para que se hinche la harina y se mezclen los sabores.
Calentamos la wafflera y pincelamos con manteca blandita. Colocamos una porción de pasta y cocinamos el tiempo necesario (unos 5 minutos) o hasta que el waffle se vea doradito de ambos lados. Retiramos y repetimos hasta terminar la pasta. Se pueden congelar. 

También se pueden hacer sobre una plancha bien caliente y enmantecada, dejando caer unas cucharadas de la pasta. Cocinar bien de un lado y dar vuelta. Cocinar hasta que esté dorado ¡cuidado que no se queme!

Servir tibios con helado a gusto.



En este caso los serví con helado de maracujá y arándanos y frutas frescas (pera y arándanos).
Para más calorías, una salsa de dulce de leche muy fácil (dos cucharadas de dulce de leche, un chorrito de leche. Microondas hasta calentar. Mezclar para homogeneizar).

Acompañar con una copita de licor de chocolate blanco.

Como dice mi profe de francés ¡Superbe!


¡Esto es todo amigos! 

Disfruten de la vida 

Hasta la próxima semana 











No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Bienvenid@, gracias por visitarme.
Si querés dejarme un comentario o tenés alguna duda, por favor hacelo acá. Los leo siempre y prometo responder. Si querés enviarme un mail, esta es mi dirección: tibalda@gmail.com.