viernes, 18 de noviembre de 2011

Torta Alemana de Esperanza de Osvaldo Gross con varias modificaciones

Así quedó cortada

La cuestión es así, la ví y dije -a esta la hago sí o sí. ¡Y salió espectacular! Es una torta con levadura muy sencilla y económica, de una textura espectacular y rinde muchísimo. ¡La torta ideal! la encontré en la bolsa de azúcar Chango. Lo único que lleva es un poco de trabajo en el amasado y los lógicos tiempos de fermentación.
La hice una noche (en un rato, mientras hacía otras tareas) y la llevé a la escuela para compartirla con mis compas.. Algunos me pidieron la receta ;) Para ellos, va!

No tendrá mucha pinta... pero está buena!
Claro, que, a mi gusto, le cambié algunos ingredientes.

Estos son los ingredientes para la masa:

250 g de harina 0000 (yo usé 000)
100 cc de leche (usé leche en polvo)
20 g de levadura prensada (usé levadura seca, 4 gramos)
50 g de manteca a temperatura ambiente (usé margarina)
1 pizca de sal fina
1 huevo
ralladura de limón (usé esencia de almendras y agua de azahar)

Ingredientes para la cubierta

200 g de crema de leche doble (usé una normal, que tenía en el freezer)
60 g de azúcar (usé 2 cucharadas de dulce de moras de las plantas del río y 1 de dulce de frutillas que hizo mi mamá)
un puñadito de trocitos de chocolate semiamargo
Esto no le puse y sí le iba:
media cucharadita de canela
50 g de pasas de uva
50 g de frutas confitadas

En realidad se me antojó hacerla un día a las 9 de la noche, ya no iba a ir a comprar a esa hora y sustituí con ingredientes que tenía en casa.. el resultado, como ya dije, buenísimo!

Así se hace

Primero puse los 4 gr de levadura en una taza con 50 cc de agua tibia, una pizca de azúcar, un puñadito de harina y un poco de la leche y dejé hasta que hizo mucha espuma. Mientras, acomodé la harina en un bol de acero inoxidable de tamaño adecuado y le hice un hueco en el centro. Puse el huevo, 50 cc de agua, la leche en polvo y la sal. Mezclé bien y cuando la levadura ya había comenzado a fermentar la incorporé a la masa. Amasé hasta integrar todos los ingredientes. Quedó una masa tierna y lisa. Incorporé la manteca y esto si, es una asquerosidad, te dan ganas de agarrarte los pelos, pero no podés porque tenés las manos llenas de masa y manteca y pensás -esto no tiene solución ni que amase todo el año-, pero, si, no hay que desesperar y seguir golpeando y golpeando la masa contra la mesa hasta que ya no se pegue más en las manos ni en la mesa. Te digo que sirve de terapia...Queda una masa tipo brioch que ni te cuento! Claro, lleva su rato de trabajo y esos nervios de no saber nunca cuando va a estar lista.. 
Cuando la masa ya mantenía su forma y estaba bien lisita la puse a leudar en el mismo bol que la preparé, bien espolvoreado con harina y tapado con un film y un repasador en un lugar tibiecito para que la masa sienta el cariño con que la hice... ;)
Cuando estuvo más o menos el 80% más grande la puse sobre la mesa y la desgasifiqué. La acomodé en la tortera de 25 cm de diámetro y la dejé leudar en las mismas condiciones que antes. Cuando estuvo a casi el doble, me enhariné los dedos y los clavé en toda la superficie de la masa para hacer huecos y desparramé los trocitos de chocolate. Ya tenía mezclada la crema con los dulces rojos así que la volqué sin piedad sobre la masa y la metí al horno como a 180 °C, medidos a ojímetro. Se cocinó en 15 minutos en mi horno.
La dejé enfriar toda la noche y a la mañana la presenté como desayuno a "las chicas" del staff del colegio.
Nos comimos todo! 

Acá se ve la textura bien aireada de la masa, el chocolate en el hueco
y la crema de frutos rojos

  
Creo que de la Torta Alemana de Esperanza quedó bastante poco ¡¡porque la modifiqué toda!!... ;)

Con todo esto, la felicidad que me da cocinar es inigualable... ¡aprendí a trabajar con levadura!, no me queda otra que repetir mi frase favorita:

"Hoy tengo todo lo necesario para ser feliz"


3 comentarios:

  1. gracias tibalda. Gracias tibalda. Compré el paquete antes del 18 dic. recorté la receta. Compré los elementos -hasta el molde- y hoy busqué la receta y no la encontré. A tu receta le encuentro diferencia en la primera preparación. esa tuya es la clásica :" la levadura en una taza con agua tibia, una pizca de azúcar, un puñadito de harina y un poco de leche y dejé hasta que hizo mucha espuma" Osvaldo coloca toda la harina y todo el azúcar. En Osvaldo pone todo el azúcar en la 1ra preparación y me pareció que no podía levar por lo pesado, con todo el azúcar y toda la harina. La 2da preparación tuya, también es la clásica, hasta aquí: "la harina en un bol de acero inoxidable de tamaño adecuado y le hice un hueco en el centro". toda la harina y toda la leche, bien. Pero... la diferencia con la clásica está en la manteca y el azúcar. Se bate el azúcar con la manteca, hasta que se haga una crema. Asi se matan dos pájaros de un tiro. 1ºEste: "Incorporé la manteca y esto si, es una asquerosidad, te dan ganas de agarrarte los pelos, pero no podés porque tenés las manos llenas de masa y manteca" 2ºEste: Así desaparecen los gránulos del azúcar. Decís que tarda mucho en despegarse de las manos, quizas a Osvaldo con la otra primera preparación le sale menos pegajosa. Creo que voy a hacer una 3ª receta. entre una y otra. Agrego que también voy a modificr el asunto del las frutas porque a mis comensales no les gustan las pasas ni las frutas abrillantadas -las sacan, una por una, un asco-. Así que le pondré sólo 2 clases de frutas secas, nueces y almendras. Milda

    ResponderEliminar
  2. yo quisiera saber porque se llama asi esta rica torta



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo también jaja pero sí se que es muy rica. ¡Besos!

      Eliminar

¡Hola! Bienvenid@, gracias por visitarme.
Si querés dejarme un comentario o tenés alguna duda, por favor hacelo acá. Los leo siempre y prometo responder. Si querés enviarme un mail, esta es mi dirección: tibalda@gmail.com.